Un chiller es un equipo encargado en generar agua helada comunmente utilizado en el aire acondicionado o la industria, para liberar la carga térmica.

El uso de enfriadores de agua chillers reciclan el agua sin necesidad de ser remplazada gracias al sistema de refrigeración con el que cuenta cada uno de estos equipos, sin importar el tamaño.

Existen diversas variantes de chillers para cada aplicación, entre las que podemos mencionar:

  • Portátiles
  • Centrales
  • De baja temperatura
  • Diseñados a la medida
  • A prueba de explosión
Los componentes principales de un chiller son:

Compresor

El compresor es el que succiona y comprime el refrigerante haciendo posible que al ser evaporado absorba el calor del proceso que queremos enfriar.

Evaporador

Los de placas de cobre/acero inoxidable son los más eficientes fabricados a la fecha y por lo tanto el tamaño de estos es muy reducido haciendo que el tamaño del equipo sea más compacto. Otro elemento muy importante es el tipo de refrigerante utilizado este debe de ser ecológico y eficiente como el R 134 a, R 410 a, R 404 a.

Condensador

Este componente es el encargado de disipar el calor del proceso que se recogió en el evaporador más el calor de compresor y poner en condiciones el refrigerante para ser enviado al evaporador de nuevo condensándolo y pasándolo a su estado líquido.

Microprocesador

Este es el cerebro del chiller y está es el encargado de operar todo el equipo en forma eficiente, ahorrar energía y hacer fácil su operación.